Ondas acústicas

Resumen

 Se realizó un estudio experimental de ondas acústicas y se midió la velocidad del sonido. Para esto se utilizó un tubo de Kundt conectado a un generador de funciones y un micrófono conectado a un osciloscopio para registrar las amplitudes generadas. Se hallaron las frecuencias características y se graficaron en función del inverso de la longitud de onda para obtener la velocidad del sonido como pendiente. Se trabajó con dos configuraciones diferentes, una en la cual el tubo estaba cerrado en el extremo opuesto al generador, y otra en la cual se encontraba abierto.

Objetivos

Realizar un estudio experimental de ondas acústicas.
Caracterizar la velocidad del sonido por medio de una experiencia con un tubo de Kundt

Introducción

 El tubo de Kundt es un dispositivo acústico inventado por el físico alemán August Kundt en 1866 con la finalidad de medir la velocidad del sonido en diferentes medios. Consiste en un tubo de vidrio o acrílico de aproximadamente un metro de longitud y unos 4 o 5 centímetros de diámetro. En uno de los extremos se coloca una fuente de sonido, en este caso una membrana que vibra según la señal eléctrica que recibe del generador de funciones. A su vez se coloca un micrófono sobre el extremo de un pistón movible, lo cual permite moverlo a lo largo del tubo para poder variar la longitud. La intensidad del sonido registrada por el micrófono se observa en el osciloscopio.
 Dejando el micrófono en una posición fija es posible variar la amplitud de la señal emitida por el generador de funciones para encontrar los máximos de amplitud registrados en el osciloscopio (o mínimos según el extremo sea cerrado o abierto), estos máximos son las frecuenicas de resonancia del sistema, en las cuales la onda resultante es estacionaria y se cumple que